Acuerdo con Irán: un año sin avances ni aportes a la causa

0
235

El 28 de febrero de 2013 se sancionó el memorándum. La comunidad judía y legisladores de la oposición señalaron la falta de pruebas nuevas para la investigación del atentado que, en 1994, costó 85 vidas. Denuncian que Teherán no ha mostrado interés en colaborar

0010459952

Hace un año que el Congreso ratificó el polémico memorándum con Irán para la investigación del atentado de la AMIA, que dejó 85 muertos y centenares de heridos en lo que fue el peor ataque terrorista en la historia argentina.

Pero desde aquel 28 de febrero del 2013, el acuerdo no ha generado pruebas o declaraciones nuevas en la investigación y sigue siendo objeto de rechazo de líderes de la comunidad judía y legisladores opositores.

«En realidad no ha pasado nada,» afirmó Waldo Wolff, el vicepresidente de la DAIA, en una entrevista con Infobae. «Irán no ha validado el memorándum. Lo que nosotros en un primer momento preveíamos ocurre ahora, porque el memorándum es un documento inexacto, y suma a un interlocutor, Irán, que ha evadido y discutido los hechos».

El directivo de la DAIA remarcó, además, que el acuerdo no estipula plazos, ni organismos de control.

El memorándum de nueve puntos, firmado el 27 de enero del 2013 por los cancilleres de ambos gobiernos, establece la creación de una «Comisión de la Verdad«, compuesta por juristas internacionales para analizar toda la documentación presentada por las autoridades judiciales de la Argentina e Irán. Cada nación debe elegir a dos miembros para que integren el grupo de trabajo junto a otros cinco comisionados.

Cuando fue anunciado, la presidente Cristina Kirchner aseguró a través de las redes sociales que «las autoridades judiciales argentinas podrán por primera vez interrogar a quienes Interpol ha emitido notificación roja», refiriéndose a los cinco ex-funcionarios iraníes buscados por la agencia internacional.

Hasta ahora ningún miembro de la comisión ha sido seleccionado, y el parlamento de Irán no ha sancionado el acuerdo, aunque tanto el ex presidente Mahmoud Ahmadinejad como el nuevo jefe de estado, Hassan Rouhani, han afirmado que el acuerdo está vigente. No obstante, ni Buenos Aires ni Teherán se han cursado notificación del mismo, por lo cual el acuerdo sigue estancado.

A poco tiempo de que fuese hecho ley en Argentina, Irán solicitó a Interpol que levantase las «alertas rojas» que regían sobre los ex funcionarios de su país, poniendo en duda las intenciones de colaborar de la república islámica y alentando la oposición al plan. El pedido fue rechazado por la agencia internacional.

Al año de ser ratificado, el memorándum sigue siendo muy polémico. A principios de este mes, el canciller HéctorTimerman admitió que la República Islámica de Irán no tiene la misma predisposición que la Argentina para avanzar en el esclarecimiento del atentado, aunque defendió el acuerdo.

Después de las declaraciones de Timerman, varios legisladores opositores reiteraron su rechazo al memorándum y algunos incluso han introducido proyectos de ley para derogar la iniciativa. Días atrás, el diputado Mario Negri, presidente del bloque radical en la Cámara baja, presentó un proyecto para anular el acuerdo y dejarlo sin efecto jurídico en el futuro. Esto sucedió una semana después de que el bloque de diputados del Frente Renovador presentara su propio proyecto de ley para eliminar el tratado.

Actualmente, la DAIA y la AMIA están trabajando mancomunadamente para presentar una ley que derogue el acuerdo. En una declaración emitida días después que fuera publicada la entrevista con Timerman, los líderes judíos reiteraron que los imputados iraníes deberían presentarse en la Argentina para ser juzgados y que el Gobierno debe evaluar «eventuales acciones ante organismos internacionales.»

La DAIA y la AMIA trabajan para presentar una ley que derogue el acuerdo

Al igual que el fiscal Alberto Nisman, encargado de la investigación del atentado, ambas entidades pidieron que el memorándum fuera declarado inconstitucional, pero el juez Rodolfo Canicoba Corral rechazó la demanda en diciembre, dictaminando que aún no hay un hecho consumado; o sea, el tratado no fue puesto en práctica.

En vísperas del aniversario de la ley, Israel reiteró su rechazo al plan a través del director general adjunto para Latinoamérica de la cancillería israelí, Itzhak Shoham. «Respetamos las decisiones soberanas de la Argentina, pero nos permitimos expresar nuestro desacuerdo con el camino tomado», dijo Shoham a la Agencia Judía de Noticias el miércoles.

Sergio Burstein, presidente de la Asociación 18J, un grupo de familiares y amigos de las víctimas del atentado, mantuvo su apoyo al memorándum y criticó a sus detractores en una entrevista con Infobae. «Quieren una investigación rápida, una condena rápida,» dijo Burstein, quien perdió a su ex-esposa en el ataque. «A estos que pensaban que iba ser del día a la noche, estaban equivocados. Esto toma tiempo, sin ninguna duda.» Y concluyó: «Llevamos veinte años sin justicia. Sería bueno ver que avance la investigación».

 

Por Oliver Ortega