Carné y multas unificadas con Nación

0
230

La Provincia suscribió un acuerdo para adherir a la Ley Nacional de Tránsito. Invitarán a municipios.

carne_43

 

 El Gobierno provincial suscribió el viernes un acuerdo con la Nación para unificar licencias de conducir, registros de antecedentes de multas y armonizar los códigos de tránsito.

El acuerdo fue firmado por el ministro de Gobierno, Juan Carlos Massei, y por el director de la Agencia Nacional de Seguridad Vial, Carlos Alberto Pérez.

Según lo informado por la Provincia, el convenio “ratifica la decisión y voluntad política de trabajar de manera conjunta y coordinada sumando esfuerzos con el objeto de lograr disminuir la tasa de siniestralidad vial en sus territorios”.

Ahora, los equipos técnicos de ambas administraciones comenzarán a elaborar una tarea de unificación de los Registros de Antecedentes de Tránsito, licencias de conducir y en la armonización de codificadores de infracciones al compartir los sistemas informáticos y operativos.

Con la concreción del acuerdo, la entidad nacional queda comprometida a apoyar a la provincia de Córdoba y a los gobiernos locales, integrados por comunas y municipios, con la entrega de aparatología de medición, equipamiento e insumos necesarios para la emisión de la licencia nacional y el correcto funcionamiento del sistema informático unificado.

A partir de ahora, la Provincia invitará a todas las comunas y municipios de la provincia a que se adhieran a la ley nacional, a los fines de la emisión de la Licencia Nacional de Conducir e ingreso al sistema Registro Nacional de Antecedentes de Transito (Renat).

De la firma también participó el director de Prevención de Accidentes de Tránsito de la Provincia de Córdoba, Miguel Ángel Rizotti, quien estuvo acompañado por el jefe de la Policía Caminera, el comisario Adrián Delgado.

Una pausa de 8 años

El antecedente de esta firma se remite a agosto de 2007, cuando se suscribió el Convenio Federal de Seguridad Vial, firmado en agosto por las provincias, el Estado Nacional y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

El acuerdo, ratificado por el decreto presidencial 1.232, hacía hincapié en la necesidad de un registro único de licencias y acciones homogéneas de control para reducir la siniestralidad vial.

Entre otras acciones, los firmantes del Convenio Federal se comprometían a instaurar un sistema unificado de puntaje para carné de conducir y conectarse al Registro Nacional de Antecedentes de Tránsito (Renat).

Sin embargo, tuvieron que pasar ocho años para volver a avanzar en ese sentido.