El ISIS se adjudicó los ataques con 34 muertos en Bruselas

0
196

23/03/2016 | 07:17 | Dos detonaciones ocurrieron en el aeropuerto de Zaventem y una tercera se registró en la estación de metro de Maelbeek. Hay al menos 200 heridos, varios de ellos graves.

0014457287

Quedaron suspendidos los vuelos y viajes en trenes (Informe de Adrián Cragnolini)

Quedaron suspendidos los vuelos y viajes en trenes (Informe de Adrián Cragnolini)

Reuniones de emergencia de todos los gobiernos europeos(Informe de Adrián Cragnolini)

Reuniones de emergencia de todos los gobiernos europeos(Informe de Adrián Cragnolini)

Alerta máxima en aeropuertos de Italia  (Informe de Héctor Lorenzo)

Alerta máxima en aeropuertos de Italia (Informe de Héctor Lorenzo)

flecha
1 de 3
flecha

Una doble explosión en el aeropuerto de Bruselas y al menos una tercera en una estación de metro de la capital belga dejaron este martes un balance provisional de 34 muertos y 200 heridos.

El grupo terrorista ISIS se adjudicó el ataque en un comunicado subido a las redes.

Hay 14 muertos en Zaventem y 20 en la estación de Maalbeek.

Poco después de las 7.45 (hora local), dos explosiones casi simultáneas golpearon el área de salidas del aeropuerto internacional de Bruselas.

«Primero hubo una pequeña explosión y después una más fuerte a la altura de facturación», afirmó una periodista del diario sueco Svenska Dagbladet.

«Todo el edificio tembló, hay humo por todas partes y personas tiradas en el suelo en la terminal (…) Han caído trozos del techo», añadía.

En imágenes televisadas podían verse escenas de pánico, con cientos de pasajeros huyendo de la terminal de la que salían columnas de humo, y ventanas reventadas.

«El techo se cayó, había un olor a pólvora», contó a la AFP Jean Pierre Lebeau, un francés que acababa de llegar desde Ginebra.

Varios testigos aseguraron haber oído disparos y gritos en árabe antes de las explosiones.

La fiscalía federal confirmó a la prensa decenas de heridos en el aeropuerto.

Poco después se produjo al menos una explosión en la estación de metro de Maelbeck, el barrio bruselense donde se encuentran las instituciones europeas.

Un periodista de la AFP vio fuera de la estación a unas quince personas en la acera con los rostros ensangrentados recibiendo asistencia médica.

El ministro del Interior, Jan Jambon, elevó la amenaza antiterrorista en el país al máximo nivel.

Las explosiones de este martes se producen tras la detención el viernes en Bruselas de Saleh Abdeslam, principal sospechosos de los ataques terroristas de París en noviembre, tras cuatro meses en busca y captura.