El turismo no logró sostener las ventas minoristas en Córdoba

0
179

La actividad comercial cayó 2,1 por ciento en enero, un mejor resultado que el promedio nacional, que bajó 3,8 por ciento según Came. Pese a todo, rubros como alimentos y bebidas elevaron sus ventas 2,9 por ciento.

Turismo-_0_1

Por Diego Dávila

La  actividad comercial minorista en Córdoba registró en enero una caída interanual de 2,1 por ciento, manteniendo así la tendencia a la baja del año pasado.

Esta contracción del primer mes de 2014 fue levemente inferior al promedio de todo el país y que llegó a 3,8 por ciento interanual, según la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (Came).

Así lo indicó hoy el presidente de la Federación Comercial de Córdoba (Fedecom), Rubén Martos, al tiempo que explicó que esta menor caída “se debe a que la afluencia de turistas a la provincia ha sido interesante”, lo que no fue suficiente como para que se registrara un desempeño positivo.

“Si Córdoba tiene normalmente tres millones de habitantes y, durante las vacaciones tiene 3,5 millones, es lógico que se incremente el consumo, pero hay que tener en cuenta que esos consumidores se han desplazado, por lo que habrá localidades –las no turísticas- que no tendrán subas y habrá otras que sí incrementarán sus ventas”, agregó.

También se dio el fenómeno de que, ante la incertidumbre que hubo sobre el rumbo de los precios se combinaron dos efectos: por un lado, los consumidores que retrajeron sus compras, y por otro, algunos adelantaron consumos frente a la posibilidad de aumentos futuros.

Eso explica que haya habido rubros que registraron subas, como alimentos y bebidas (2,9 por ciento), calzados (1,4 por ciento), artículos de librería (1,2 por ciento) y electrodomésticos (1,2 por ciento).

“Hacia adelante, el panorama no es muy claro”, indicó Martos y agregó: “No se ve que vaya a haber un acomodamiento de los precios a tan corto plazo. Inclusive, a partir del nuevo acuerdo de precios del Gobierno nacional, los empresarios supermercadistas están preocupados y con temor de no recibir de parte de sus proveedores los productos con los precios acordados y que se desencadene un desabastecimiento de esos artículos”, concluyó.