Entre policías y narcos vuelven las clases en Villa Boedo

0
189

20/05/2013 | 06:45 Ante el temor a que alguien resulte herido, por las peleas entre bandas, el viernes suspendieron las actividades en esa escuela cordobesa. Tras 22 allanamientos, hubo un detenido por venta al menudeo

ARCHI_186406

Hoy volverán las clases en la escuela Madre María del Tránsito, de Villa Boedo de la ciudad de Córdoba, suspendidas el viernes último luego de que el barrio fuera la semana pasada escenario de otro enfrentamiento narco.

Por el temor de que alguien resultara herido, docentes o chicos, los maestros decidieron no dar dar clases ese día. El sábado, por orden del fiscal Pedro Caballero la Policía realizó 22 allanamientos en busca de presuntos narcos, tras lo cual hubo un detenido por venta al menudeo.

Cómo es la disputa en Villa Boedo
La familia C y la familia S mantienen una dura disputa en Villa Boedo por la venta de droga en ese barrio.

Es conocida por todos los vecinos, quienes además reconocen con nombre y apellido quiénes son los integrantes de estas dos familias, muy numerosas cuyo negocio es la droga.

Una de las familias vive en la parte sureste del barrio y la otra en la zona suroeste.

La disputa se profundizó en los últimos años cuando en uno de los enfrentamientos que casi a diario mantienen a los tiros, uno de los integrantes de una de esas familias recibió un disparo de bala que lo dejó cuadripléjico.

Esa desgracia profundizó la guerra, que los vecinos coinciden que estas dos familias ya no miden ni hora ni lugar para tirotearse.

Esa situación se profundizó en los tres últimos días cuando una de esas familia baleó la casa de la otra.

Sólo que esta vez un docente advirtió que no se podía seguir dando clases con los chicos cuerpo a tierra o sin salir al patio porque las balaceras eran continuas.

La suspensión de las clases derivó en un operativo de ocupación territorial con más de 200 efectivos.

Los vecinos coinciden que antes, la policía nunca estuvo tan presente en esa barriada.

Los vecinos también pueden señalar por casa y con nombre y apellido quiénes son los que venden drogas.

También todos coinciden en que la droga corre como pan caliente en Villa Boedo y se puede comprar en cualquier esquina y a la luz del día.