Entró a un local, no había nadie, llevó lo que quería y pagó

0
244

27/02/2016 | 09:18 | Ocurrió en Camarones. Silvina Zarranz, dueña del comercio, indicó a Cadena 3 que su marido se olvidó de cerrarlo y que un turista ingresó y dejó el dinero de lo que sacó junto a una nota.

12799318_978010138902606_5845461113183880056_n

 

Un turista ingresó a un comercio que estaba abierto fuera del horario de atención y sin personas que atendieran, porque el dueño se había olvidado de cerrarlo, escogió lo que quería y dejó la plata junto a una nota explicando lo que había comprado.

El hecho ocurrió el jueves en Camarones, Chubut, cuando un hombre ingresó al local y, al ver que no había nadie, decidió llevar lo que necesitaba, hacer la cuenta y abonar el dinero de lo que había sacado.

Silvina Zarranz, propietaria del negocio, explicó lo ocurrido en diálogo con Cadena 3, y consideró el acto «un ejemplo de honestidad», ya que admitió que cuando su esposo percibió que había dejado abierto pensó que le habían robado.

“Tenemos un autoservicio, tiene almacén, carnicería, verduras, de todo un poco. Esto pasó el jueves a la tarde, mi marido a las 13 cierra el negocio hasta las 17. A esa hora, cuando fue a abrir, vio que estaba sin llave, y pensó que habían entrado y llevado algo», relató.

“Cuando fue al mostrador se encontró con la notita y 700 pesos. Decía que estaba viajando con un niño de tres años y tenía que llegar a un alojamiento antes que se haga de noche, y dejó el dinero de lo que se llevó. Se llevó dos sartenes, papas fritas, y mandó saludos”, explicó la mujer.

Silvina aseguró que el hecho «le alegró la tarde» y confesó que desconocen el paradero y la identidad del cliente.

“Mi marido encontró la nota, yo no lo podía creer, y a la noche cuando llegué la vi. Me alegró la tarde. No tenemos idea de quién es, ni a dónde iba. Es como un fantasma para nosotros, pero si el turista ve la nota que yo publiqué me gustaría agasajarlo con un asado”, afirmó.

“El negocio estuvo abierto (sin los dueños) 4 horas. Es un pueblo chico, de 3 mil habitantes. La gente del pueblo sabe que a esa hora está cerrado. Es un ejemplo de honestidad y solidaridad para las personas”, remarcó.