Falcao, esperanzado: «El tiempo no nos sobra, pero las chances de ir al Mundial están»

0
196

Radamel Falcao García habló por primera vez en conferencia de prensa después de su lesión y si bien reconoció que es «el momento más difícil de mi carrera», también se mostró ilusionado: «Mi deseo sería darle una gran alegría en el Mundial a los colombianos, haré todo lo posible por estar, pero todavía no se si podré». En tanto, admitió haber notado muy «golpeado» a Néstor Pekerman, técnico de su selección

0010625708

En Portugal, y más precisamente en el Hospital de la Trinidad (Porto), donde Radamel Falcao García decidió operarse y realizar parte de la recuperación de la lesión ligamentaria de su rodilla izquierda, se expresó por primera vez después de lo sucedido, frente a los medios. Fue sincero: «Es el momento más difícil de mi carrera, me toma en un tramo importantísimo por estar cerca el Mundial, pero me va a hacer fuerte para el futuro». Pero se vio ilusionado.

«El tiempo no nos sobra, pero las posibilidades están y esa es mi esperanza. Trato de no pensar de acá a tres o cuatro meses, sino en el día a día. No me puedo saltar protocolos ni plazos», dijo el «Tigre», quien estuvo acompañado por allegados y hasta el mismísimo José Carlos Noronha, cirujano luso que llevó a cabo su intervención quirúrgica. El delantero ya se había expresado en las redes sociales, con señales de agradecimiento, hasta para con River.

En esta oportunidad, extendió las gracias hacia colegas y autoridades del Mónaco, su actual club. Sin embargo, ya quiere que el hecho pase a formar parte del pasado: «Vi la jugada y la analicé, en el momento me di cuenta que había pasado algo pero traté de no mirar porque me causó mucha impresión. Lo que tenía que llorar ya lo lloré, estoy con mucho ánimo y convicción, mentalizado para hacer todo lo que esté en mis manos». Se tiene una fe ciega.

El tiempo dirá si podrá ser incluido en la lista mundialista de la Selección de Colombia en la Copa del Mundo y, mientras se estudian plazos por la inscripción, ya se comunicó con Néstor Pekerman, su entrenador. «Estaba muy golpeado primero, pero después animado porque yo estoy con mucha confianza. Sabe que lo más importante es mi salud, está siempre detrás de mí apoyándome», reconoció del seleccionador argentino, quien implora por tenerlo en Brasil.

Después de revelar lo difícil que le fue aguantar la terapia en la cámara hiperbárica, un método para adelantar los tiempos de rehabilitación en el que le hacen simular estar 14 metros bajo tierra, Falcao les envió un mensaje a todos sus compatriotas: «Mi deseo sería darles una alegría en el Mundial. Haré todo lo posible por estar, pero aún no lo sé. Ojalá les podamos dar buenas noticias en poco tiempo».