Hubo acuerdo con los fondos buitre más duros: quita de 25%

0
228

Para Prat Gay, el convenio es el “punto de partida para el crecimiento”. El Congreso debe aprobarlo. Y hay que pagar antes del 14 de abril.

prat_gay_3

Por Horacio Serafini

Buenos Aires. El Gobierno nacional emitirá más de un bono por un total de 15 mil millones de dólares para pagarles a los fondos buitre al convenio anunciado ayer que le pone fin al default declarado hace 15 años. El acuerdo se alcanzó en las últimas horas en la Justi­cia neoyorquina y lo dio a conocer ayer el ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat Gay, luego de que, por la mañana, el mediador designado por Thomas Griesa, Daniel Pollack, lo hiciera público.

El día previo al discurso presidencial de apertura de sesiones ordinarias en el Congreso, Prat Gay dio detalles en una conferencia de prensa vespertina del acuerdo que ahora tiene que ser ratificado por el Congreso a través del tratamiento de proyectos de ley que ingresarán mañana a Diputados.

“El acuerdo nos pone en la línea de largada del crecimiento y con esto podemos evitar el ajuste que habría incluido variables sensibles; podemos ser gradualistas”, insistió el ministro, junto a los negociadores principales, el secretario de Finanzas, Luis Caputo, y el coordinador de la Jefatura de Gabinete, Mario Quintana, y el subsecretario de Finanzas, Santiago Bausili.

Prat Gay dijo: “Hasta acá llegamos nosotros” desde el Poder Ejecutivo en la negociación de un acuerdo con los fondos buitre que demandó ocho semanas. Y subrayó: “Ahora será el Congreso el que tiene que intervenir”, en referencia a la necesidad de la derogación de las llamadas leyes “cerrojo” y de “pago soberano” sancionadas después de los canjes de deuda de 2005 y 2010 y de que Griesa declarara a la Argentina en de­sacato.

“Iremos cuantas veces sea necesario al Congreso. El acuerdo por supuesto está ad referéndum del Congreso”, insistió el ministro. Confió además en la aprobación porque los gobernadores saben que de este acuerdo y del crédito al que Argentina tendrá acceso dependen las obras públicas y en definitiva la gobernabilidad: “Los gobernadores saben que si no tenemos financiamiento, las provincias son las que van a sufrir”.

En ese sentido, Prat Gay le restó peso al plazo del 14 de abril a las 12 horas de Nueva York que, según Pollack, es el límite para el pago en dólares y en efectivo a los “buitres”. Dijo al respecto el ministro que, de común acuerdo entre las partes, puede prorrogarse. No obstante confió en que para esa fecha estará el acuerdo en marcha.

El ministro también se preguntó por qué se tardó 15 años en alcanzar un acuerdo que pusiera fin al default y conjeturó que, de haberse logrado cinco años atrás, “tendríamos dos millones de puestos de trabajo más”, dado que la Argentina no habría sufrido la fuga de ­capitales que sufrió y el ­Estado nacional no de­bería haber tenido que pagar vencimientos con reservas.

Por la mañana, Pollack había difundido un comunicado en el que hizo oficial que Argentina llegó a un enten­dimiento con el fondo NML Capital (perteneciente a Paul Singer) y otros tres fondos buitre para pagarles 4.653 millones de dólares. “Las partes firmaron anoche un principio de acuerdo tras tres meses de intensas negociaciones contrarreloj bajo mi supervisión”, indicó el mediador.

La negociación se hizo sobre los 6.000 millones de dólares de capital original que, con los intereses, a razón de mil millones de dólares anuales, terminaron en una suma de 20 mil millones de dólares. Sobre esos 20 mil millones, el Gobierno alcanzó acuerdos de pago por 10.200 millones con una quita total de 26 por ciento, entre capital e intereses, según lo preciso Caputo.

De los dichos en la conferencia puede hacerse el siguiente punteo:

Deuda total con holdouts: 20.000 millones de dólares, por capital e intereses.

Capital original: 6.000 millones de dólares.

Intereses: 14.000 millones (mil millones por año de litigio).

Quita: 26 por ciento sobre esos 14 mil millones. Si la quita se extiende a toda la deuda, el total a pagar será de 15 mil millones de dólares.

Plazo: el 14 de abril debe ­pagarse todo lo acordado hasta el momento: unos 10.200 mi­llones.

El Gobierno decidirá a principios de abril si emitir de una vez bonos por 15 mil millones o sólo por 10.200 millones, con la expectativa de obtener luego una tasa más baja.