Junto a Moyano, De la Sota reclamó un pacto social

0
208

El gobernador coincidió con el jefe de la CGT opositora en la necesidad de un acuerdo para afrontar la crisis. Niegan que piensen constituir un peronismo opositor.

de-la-sota-y-moyano

Por Redacción LAVOZ

Acompañado del jefe de la CGT opositora Hugo Moyano, el gobernador José Manuel de la Sota consideró que “es el momento justo para un pacto social”, aunque consideró que no está en la agenda del Gobierno nacional.

El gobernador y el sindicalista cuestionaron también el acuerdo de precios y ambos negaron que estén “pensando ahora en constituir un peronismo opositor”.

El líder de los camioneros llegó ayer al Aeropuerto Ambrosio Taravella en un vuelo privado en compañía de su hijo Pablo y se trasladaron al Panal. Moyano y su hijo mantuvieron un diálogo a solas con De la Sota, entre las 11 y las 12.15.

Desde el sindicalismo, un dirigente próximo al camionero interpretó que Moyano vino a Córdoba para conocer la lectura política de De la Sota tras el último discurso de la presidenta Cristina Fernández, que generó preocupación en el peronismo y el sindicalismo.

La visita del dirigente opositor se produjo tres días después de que el gobernador recibiera a su par bonaerense, Daniel Scioli. Tras ese encuentro, los gobernadores ofrecieron una conferencia de prensa en la que Scioli reiteró su respaldo al Gobierno nacional mientras que su par cordobés pidió acciones para darle previsibilidad a la economía.

Acuerdo de precios

Ayer, De la Sota y Moyano criticaron el acuerdo de precios del Gobierno nacional y el mandatario señaló que los productos con los valores oficiales no llegaron a Córdoba.

“Yo no creo el control de precios porque ha fracasado reiteradamente”, subrayó De la Sota, pero si se pronunció a favor de un pacto social como el realizado por Juan Domingo Perón cuando asumió en 1973.

Moyano coincidió en que sería “el instrumento fundamental para frenar todo lo que está ocurriendo, pero un acuerdo social se hace con un Gobierno que esté dispuesto a hacerlo”. Dijo que a diferencia de 1973, “hoy no existe eso y, mucho menos en el Gobierno”.

De la Sota dijo que conversó con Moyano “sobre la situación política y económica del país” y las situaciones “de riesgo de algunas empresas en este marco”.

El gobernador negó que la reunión con Moyano se relacione con una posible alianza del peronismo opositor. “No estamos pensando ahora en constituir un peronismo opositor; ojalá el Gobierno nos escuche y se abra al diálogo”, pidió el mandatario.

Respecto a la reciente reunión con Scioli, De la Sota negó que hubiera tenido fines partidarios. “La situación amerita para que tengamos puesta toda nuestra energía no en pensar en candidaturas, sino en tratar de llevar soluciones a los problemas”, puntualizó.

A su turno, Moyano dijo que “las discusiones paritarias se dan en cada una de las organizaciones” y que “poner una suma fija es poner inconvenientes”.

“En algunos casos un 25 por ciento es una suma interesante, pero hay otros en los que no”, dijo Moyano sobre la pretención del Gobierno nacional de acotar las discusiones salariales.

De la Sota consideró que las paritarias deben cerrarse anualmente, “con una clausula gatillo para el caso de que hubiera una inflación no prevista que supere los límites”. Indicó que cuando planteó una suma fija por dos meses “trae intranquilidad, porque todos se preguntan que pasará” después.

Moyano también cuestionó a la presidenta Cristina Fernández por haber “atacado a la dirigencia gremial”, en referencia al “reto” que recibió en la Casa Rosada a Antonio Caló, el líder de la CGT afín al Gobierno, por su planteo sobre los salarios.

“Es la convivencia política lo que hace falta en el país; hace unos días que nos reunimos con (Mauricio) Macri y nos dijeron que somos funcionales a la derecha, y la semana que viene nos reuniremos con Hermes Binner, entonces dirán que somos de izquierda”, graficó.

“Ellos (el Gobierno nacional) nos consideran opositores, yo no me considero un opositor como no se siente De la Sota, que defiende su provincia”,

El gobernador dijo que Moyano le anticipó que el Sindicato de Camioneros inaugurará en poco un nuevo hotel que compró el gremio en Villa Carlos Paz, además del que ya tiene.