Lo bajaron del micro porque debía hacer guardia y se salvó

0
200

Gustavo Espejo Trigo había sido convocado para viajar a Jujuy, pero una vez arriba del colectivo le ordenaron que se retirara. Horas después el colectivo desbarrancó y perdió a 43 de sus compañeros.

ARCHI_293431

No viajó porque tenía que hacer guardias. (Informe de Gabriel Verdoia)

No viajó porque tenía que hacer guardias. (Informe de Gabriel Verdoia)

Gustavo Espejo Trigo es un gendarme de Santiago del Estero que salvó su vida de milagro al bajarse del colectivo que desbarrancó en Salta el lunes pasado dejando como saldo 43 muertos.

Había sido convocado por sus superiores para viajar a Jujuy, pero una vez arriba lo obligaron a retirarse. En un principio se creyó que Trigo no viajó porque tenía la fiesta de egresado de su hijo, pero lo cierto es que se quedó ya que debía hacer guardia.

Nahuel, el hijo de Gustavo Trigo, se expresó a través de Facebook: “Que en paz descansen los compañeros de mi viejo, y agradezco que sea al único que lo hicieron bajar de ese colectivo antes de partir sólo para poder cumplir la promesa de estar conmigo en mi acto de egresados. No sé si fue suerte o qué, pero agradezco todo. Fuerza a la familia de los fallecidos».

El accidente ocurrió en la madrugada del lunes sobre la ruta nacional 34, a la altura de Balboa. El chofer perdió el control del vehículo. Las causas aún no fueron determinadas.

Informe de Gabriel Verdoia