Medir la calidad, otra opción para sacarles más provecho a los lotes

0
223

Un desarrollo con tecnología nacional permite conocer la proteína del grano en tiempo real durante la cosecha.

1_395

Redacción Agrovoz

Si bien en los últimos años bajó el porcentaje promedio de proteína de los granos de soja que se producen en Argentina, hay un aumento en la producción “descommoditizada” de la oleaginosa, es decir, aquella que se obtiene con fines de calidad y no sólo de volumen. Como prueba de ello, se pueden citar los contratos puntuales que se están realizando a nivel nacional impulsados por requerimientos internacionales de calidad en granos y subproductos.

Las herramientas de manejo y las tecnológicas de agricultura de precisión no han sido ajenas a esta transformación y en este camino viene trabajando el Inta, a través del Proyecto Agricultura de Precisión.

Con más de nueve años de pruebas y colaboraciones en el desarrollo de diferentes tecnologías capaces de medir la calidad del grano cosechado, con el objetivo de generar mapas de proteína y aceite en diferentes cultivos.

A campo y en tiempo real

La importancia de esta tecnología radica en la posibilidad de segregar la materia prima a campo y en tiempo real, a los fines de diferenciar calidades de los productos elaborados con esos granos. Esta información es muy redituable para la industria, porque necesita conocer los valores de proteína y aceite -en el caso de soja-, antes de entrar a los distintos procesos. Para evitar el riesgo de obtener un producto con calidad inferior al estándar deseado. Además de dificultar el acceso al mercado, cuando los productos elaborados no alcanzan los estándares de calidad sufren descuentos comerciales y se generan costos extras.

A modo de ejemplo, en la campaña 2012/13, estos parámetros representaron 405 millones de dólares para el complejo oleaginoso nacional, por caída de proteína de la harina de soja.

Tecnología nacional

En el año 2006, los técnicos del Inta Manfredi participantes del Proyecto Agricultura de Precisión comenzaron a trabajar con la empresa americana Zeltex y probaron su equipo multianalizador de granos enteros AccuHarvest, montado en la noria de granos limpios de la cosechadora. Allí lograron obtener excelentes resultados del contenido de proteína y aceite en diferentes cultivos, como soja, cebada y trigo principalmente.

Luego de una serie de pruebas y adaptaciones con el equipo americano, desde el año 2013 el Inta participa en el desarrollo de un equipo nacional, junto a la empresa Tecnocientífica, logrando mejorar muchas de las características y prestaciones observadas en el equipo de la firma Zeltex.

La tecnología desarrollada por la empresa argentina Tecnocientífica se adapta a cualquier cosechadora (Inta Manfredi).