Trigo 2016/17: márgenes mejoran 80% en rotación con soja de segunda

0
1146

El Inta Marcos Juárez publicó un informe que analiza los números del cereal con valores a febrero.

Wheat crop ready for harvest, close-up, Australia

Un informe elaborado en la Estación Experimental Agropecuaria (EEA) Marcos Juárez del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (Inta) asegura que “el trigo, en asociación con otros cultivos de segunda siembra, muestra adecuados indicadores económicos y ambientales que justifican su inclusión en rotaciones agrícolas para mejorar la sustentabilidad de la empresa rural en la zona”.

Resultados económicos esperados para la campaña de trigo 2016/2017” se titula el análisis elaborado por Carlos Ghida Daza, técnico de esa EEA, en el que sostiene que “en el momento actual se presenta una situación favorable para el trigo con respecto a la esperada en la campaña pasada en igual época”.

Esto se debe “a las mejoras de la política sectorial para el cereal junto a un tipo de cambio de mayor competitividad”, aunque “esta situación interna se ve balanceada por un contexto global más negativo en el precio internacional debido a la alta oferta mundial de grano, fortaleza del dólar y estancamiento de la demanda”.

Números

El informe toma valores de referencia a febrero y los compara con el mismo mes del año pasado. El primer aspecto que evalúa, por ejemplo, es el costo de implantación y protección del cultivo. El resultado: con un aumento del 15 por ciento en el componente labores y del 49,2 por ciento en insumos, el costo directo total se elevó 43 por ciento, superando a la inflación que fue del 27 por ciento según el índice de inflación de San Luis.

De todos modos, el estudio también muestra con claridad la mejora que tuvieron los precios de los cultivos desde los cambios realizados en retenciones más la suba del tipo de cambio y la eliminación de los ROEs.

Comparando los precios de febrero con los de la cosecha 2014/15, el trigo ascendió 79,4 por ciento de 1.110 a 1.992 pesos por tonelada; el maíz, de 1.006 a 2.252 pesos (123,8 por ciento); y la soja, de 1.941 a 3.525 pesos (81,6 por ciento). No obstante, la perspectiva mundial para el trigo es bajista porque se estima una alta oferta mundial con estancamiento del consumo, a lo que se suma la fortaleza del dólar.

Márgenes

Con todo, el resultado final cotejando todas las variables es que “se observa una importante mejora en los márgenes de los cultivos, especialmente en maíz que se constituye en el más competitivo entre las opciones agrícolas a la vez que mejora marcadamente el indicador financiero, quedando debajo de soja de primera pero con el mayor incremento en ese indicador”.

Específicamente en relación al trigo, Ghida Daza subraya que “como componente de la opción de doble cultivo con soja de segunda, presenta también positivos resultados económicos con respecto a la alternativa de menor eficiencia (soja de primera)”.

Alquileres

Sin embargo, los alquileres pueden ser un problema, dependiendo de a qué precio se pacten. En las últimas horas, por caso, analistas del agro mencionaron la posibilidad de que exista una “burbuja” con los arrendamientos.

En concreto, el trigo, en combinación con soja de segunda muestra valores intermedios y resultados negativos sólo con altos valores de alquiler. A su vez, la soja de primera se presenta como la alternativa de mayor riesgo para el contratista ya que, a pesar de utilizar el rinde medio muestra más cantidad de quebrantos al subir el pago de alquiler.

Si se relaciona el costo del arrendamiento con el rendimiento del campo, suponiendo por ejemplo el pago de un alquiler de 16 quintales de soja por hectárea para el doble cultivo de trigo-soja y prorrateando ocho quintales en el costo de trigo, el rinde de indiferencia para obtener un margen bruto por hectárea igual a cero para un propietario es de 18 quintales por hectárea, pero para el contratista se eleva a 38 quintales. Esto constituye un tema a observar con atención, ya que ese rinde supera el valor de productividad media de la zona relevada.

dacción Agrovoz