UEPC aceptó la oferta salarial oficial y se superó el conflicto

0
330

La asamblea provincial del gremio aprobó por 70 votos a 59 la propuesta del Gobierno. El aumento local, sumado el Incentivo Docente, llega al 32,7%. Hoy, las partes lo homologan en el Ministerio de Trabajo.

untitled

Por Redacción LAVOZ

Con el peso decisivo de las delegaciones del interior, desde el comienzo más proclives a un acuerdo que el distrito Capital, finalmente la Unión de Educadores de la Provincia de Córdoba (UEPC) aceptó la propuesta de aumento salarial que acercó el Gobierno.

Así, después de varias semanas de intensas negociaciones, ayer quedó saldada la paritaria docente, que había frenado a comienzos de mes el normal inicio del ciclo lectivo en toda la provincia.

La balanza se terminó inclinando por el “sí” a un acuerdo, al cabo de una caliente asamblea, en la que se registraron 70 aceptaciones y 59 rechazos a la propuesta oficial de la Provincia.

Según los números que maneja el Gobierno, la mejora salarial –se liquidaría por planilla complementaria– alcanza un 25 por ciento, en dos tramos: el primero, retroactivo a febrero, y el otro, en julio.

Además, hay que contabilizar el aporte del Fondo de Incentivo Docente (Fonid) que viene de la Nación y que suma 8,7 puntos más. De esto modo, el conformado final llega a un 32,7 por ciento en promedio.

En el caso de un maestro de grado inicial sin antigüedad, el salario será de 11.032 pesos desde febrero y de 12.047 pesos 
desde julio próximo, cuando impacte el segundo tramo del aumento.

Del mismo modo, para un profesor con 30 horas cátedra, el sueldo pasa a ser de 14.023 pesos en febrero y 15.514 en julio, incluido el Fonid.

Las autoridades de UEPC, encabezadas por el secretario general Juan Monserrat, se reunirían hoy con representantes del Ministerio de Trabajo provincial para homologar el acuerdo alcanzado con la secretaria General de la Gobernación, Silvina Rivero.

Hay que recordar que la cartera laboral intervino dictando la conciliación obligatoria en el conflicto, para garantizar que las partes pudieran seguir negociando sin medidas de fuerza en el medio y con dictado normal de clases.

La conciliación tiene extensión legal hasta el próximo viernes, aunque con este nuevo escenario de acuerdo quedará desactivada.

Los resultados que arrojó ayer la votación de la asamblea de UEPC fueron ajustados, pero no sorprendieron demasiado.

Se sabía de antemano que en departamentos populosos, como Capital y Colón (aportan la mayor cantidad de delegados al plenario gremial), primaba la negativa a un acuerdo, pero también que en una amplia mayoría de los demás distritos había predisposición a aceptar la oferta salarial, luego de algunas correcciones que concretó el Gobierno en el primer borrador.

Como el Fonid es una suma no remunerativa, se incorpora al básico un incremento del 25 por ciento (13 por ciento en febrero y 12 por ciento en julio).

Eso se reflejará en ítems como estado docente, zona desfavorable, antigüedad, escalafón, prolongación de jornada y jornada extendida.

Vale recordar que el acuerdo rige en principio para el primer semestre, al punto de que, si hay una escalada inflacionaria que supere la referencia anual del 25 por ciento, las partes se volverán a sentar para revisar los números. Esta situación fue admitida en el curso de las negociaciones por el propio ministro de Educación provincial, Walter Grahovac.

32,7% hasta julio

El aumento a los docentes se conforma con dos ítems: un 25 por ciento aporta la Provincia, en dos tramos (febrero y julio), mientras que otros 8,7 puntos llegan de la Nación a través del Fondo de Incentivo Docente. En promedio, el impacto es del 32,7 por ciento.