Una huerta en casa

0
966

Tener una huerta en el hogar no requiere, necesariamente, de gran cantidad de espacio. Estéticas, prácticas, aromáticas y simples, mirá estas opciones.

huerta

Con el regreso al estilo de vida saludable, cada vez más gente prefiere alimentos orgánicos u opta por comidas preparadas en su hogar. Una huerta orgánica nos permite aromatizar nuestras preparaciones como así también la posibilidad de tener frutas y verduras cosechadas en el momento.

Si bien las dimensiones que puede dar un patio para destinar un sector a una gran huerta con plantas frutales, verduras y todo tipo de especies es ideal, Grupo Edisur te muestra que también es posible armar una huerta en el balcón o en espacios reducidos, sólo es cuestión de ganas e ingenio.

Macetas, una alternativa para el balcón

Una opción es realizar plantaciones en macetas de diferentes tamaños, según lo que queramos cosechar. Las macetas proporcionan gran practicidad y la posibilidad de adaptarlas adecuadamente al espacio que disponemos. Podemos agruparlas formando un espacio de cultivo. Cuanto más grandes y profundas sean, más convenientes serán para nuestro proyecto orgánico.

Algunas de las especies recomendadas para cultivar en macetas son las plantas aromáticas: orégano, tomillo, perejil y albahaca, que, además de usarlas para cocinar, son reconocidas por repeler insectos y mosquitos. También las macetas se pueden utilizar para plantines de ensalada de corte, como lechuga o rúcula, y para  plantas de tomate cherry y calabacín que crecen en una profundidad de 50 centímetros. Si tenemos un espacio extra, podemos pensar en cultivar berenjenas o morrones.

Vertical: para galerías y patios con poco espacio

VERTICALES. Estas huertas son prácticas para aprovechar un espacio reducido (Foto Grupo Edisur).

Las huertas verticales pueden pensarse para una galería, terraza o patio, ya que son prácticas para aprovechar un espacio reducido. Aquí es posible colocar las macetas cultivadas, que además aportarán un toque de diseño y verde a nuestro hogar. Esos espacios verticales se pueden construir con palets, botellas de plástico reciclado o incluso con cajones de madera.

Consejos para la plantación

• Luz: la exposición al sol debe ser de al menos cinco horas al día. Si el espacio recibirá menos horas de sol, es recomendable buscar cultivos que sean compatibles. Si la huerta está en un lugar ventoso tenemos que prever la manera de protegerla.

• Tierra: conviene que sea lo suficientemente ligera para que le permita al agua llegar fácilmente a la raíz, el PH ideal de la tierra es entre 6 y 7. Previo a la siembra, es recomendable mover la tierra para que se ablande y oxigene.

• Riego: si bien la cantidad de agua que necesitan depende del tipo de cultivo, un consejo importante es no regar las plantaciones al sol. Para saber si nuestra huerta marcha bien, se puede utilizar un medidor de humedad que se introduce en la tierra y señala su temperatura y su humedad.

Fuentes: Agromatica, Veoverde.com